10 trucos para que tu hijo con diabetes disfrute Halloween

Halloween es una fecha emocionante para todos los niños. ¡Tu hijo con diabetes puede disfrutar de un Halloween sano y divertido! Para muchos niños en Estados Unidos y otras partes del mundo esta es una fecha épica de la niñez, llena de emoción, disfraces, y claro dulces! Si tu hijo tiene diabetes, no hay razón por la cual no pueda disfrutar y ser parte de la diversión.  Debemos de recordar que tu hijo no tiene una discapacidad; es igualito a todos los de demás, solo que su páncreas salió un poco flojo.

Obvio, Halloween tiene sus retos.  Uno de ellos es controlar la glucosa con tanta golosinas y el otro involucra  el aspecto emocional de sentirse “un niño normal”.  Esta festividad puede evolucionar a ser algo más allá que los dulces. Todo depende en el enfoque que le quieras dar. A continuación te brindo 10 ideas para disfrutar un Halloween de forma saludable y sin miedos!

halloween

  1. Crea un plan para toda la familia. Crea un plan para toda la familia que se concentre en actividades. Decide si se comen dulces el día de Halloween o se esperan, ¿si se lo comen junto con la merienda o comida?, ¿dónde se guardan los dulces?, ¿cuantos se pueden comer al día? Y demás. Entre más preparada estés, mejor podrás anticipar las reacciones de azúcar de tu pequeño/a.  Además el mensaje está claro: todos en la casa siguen en mismo plan y no hay distinciones entre hijos.
  1. Busca incentivos para que tus hijos donen los dulces. Existen muchos lugares con donativos de dulces como dentistas u hospitales de niños. En niños adolescentes, el dinero es un excelente incentivo; $5 dólares por donar los dulces o $0.25 centavos por 10 dulces. Para niños menores puedes usar un tip de un papa Nutrichico: La Bruj de Halloween. Cada año viene la bruja en busca del dulce y cuando se le da el dulce, ella entrega un regalo.
  1. Dulces para tratar la hipoglucemia. Acuérdate que el primer ingrediente de algunos de los dulces es el mismo que las tabletas de glucosa “dextrosa” o azúcar pura. Esta también puede ser una alternativa para tener siempre a la mano un dulce. Los mejores dulces para tratar una hipoglucemia son: Jolly rancher (3 de ellos = 15g de carbohidrato) , Nerds (1 mini paquete= , Gummybears, entre otros.
  1. Crea temáticas y actividades no relacionadas a los dulces- Como una casa de espantos, disfraces en familia y decoraciones en casa. También puedes regalar objetos que no sean dulces como: lápices, libretas y juguetes. No te preocupes por ser la casa “aburrida” ya que otras familias también te lo agradecerán y los dulces van a sobrar.
  1. Barrigas llenas antes de pedir dulces. Asegúrate de que tu niño/niña coma algo antes de pedir dulces ya que la caminata puede ocasionar bajas de azúcar. Lo bueno es que siempre tendrá algo en mano para que le suba la glucosa ;). Además tendrán menos tentación de comérselos ya que no estarán muertos de hambre.
  1. Cuenta carbohidratos correctamente y ajusta la insulina. En Halloween van a haber golosinas y no es el fin del mundo. Mejor concentra tus habilidades en contar carbohidrato y suministra insulina de acuerdo a la ingesta. Recuerda que es solo una vez al año. Para ayudarte al conteo de los dulces de Halloween revisa este link de la fundación Juveinle Diabetes Research Foundation: https://www.adclinic.com/wp-content/uploads/2014/10/candy-carb-counts.pdf
  1. Opta por dar las golosinas en las comidas y no entre comidas o solos. Siempre trato de recalcar esto con mis padres. No es lo mismo dar un bolo de insulina para una comida que incluye proteína, grasa, carbohidrato y un par de dulces que solo dar insulina por el dulce. La absorción va a ser muy distinta si solo hay dulce en el estómago. Si es posible, da una merienda como leche, yogurt o medio sandwichito junto con el dulce el día de Halloween. Si tu hijo está en inyecciones así evitamos otra inyección si se da a la hora de la comida o merienda.
  1. Opta por chocolates o dulces con cacahuates en vez de golosinas con pura azúcar. “De lo malo poco”- como diríamos en México, y este “poco” guárdalo mejor para tratar las bajas de azúcar como mencionamos.
  1. Quítalos de la vista. Una vez se inspeccionen los dulces, júntalos todos en una gaveta fuera de la vista. Es decir, no los pongas en el centro de mesa porque seguro desaparecen. Una gaveta sencilla y sin tampoco caer en esconder los dulces. No crees más atención de lo necesario al tema.
  1. ¡Diviértete! En vez de restringir los dulces lo cual solo va a crear más tentación y dilemas en la casa, sal con tus hijos este Halloween y deja que sean niños! Asegúrate de contar los carbohidratos correctamente, suministra la insulina adecuada, desarrolla actividades de disfraces, recompensas sin dulces y revisa la glucosa más constante de lo usual.
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.