15 introducciones de un nuevo alimento para el éxito!

pediatrics.about.com/od/nutrition/tp/0708_best_foods.htm

pediatrics.about.com/od/nutrition/tp/0708_best_foods.htm

En este año nuevo, hacemos resoluciones de año para mejorar nuestros hábitos alimenticios. Que mejor oportunidad que el año nuevo para enseñar a tu hijo buenos hábitos de alimentación y mejorar la nutrición en casa.

Una de las preguntas más frecuentes que recibo son: ¿Como hago para que mi hijo acepte nuevos alimentos? ¿Como le hago para que mi hijo coma vegetales? 

15 es el número mágico.  Los estudios de desarrollo en niños indican que se necesitan de 10-15 introducciones de comida hasta que se llegue a aceptar. No es 1 o 2 veces las que vas a presentar la coliflor, pero 15 veces en distintas maneras.  Para los niños, la mayoría de los alimentos van a ser nuevos y diferentes. Puede ser que la coliflor cruda no les guste pero una sopa de coliflor les sepa diferente.

Los hábitos de comida se aprenden, dicho esto, ustedes, los padres son la fuente más importante de enseñarles el mundo de la alimentación.

Ciertos niños nacen amando el hígado, por decir un ejemplo, pero para la mayoría de los niños e inclusive adultos, tuvimos que aprender a desarrollar el gusto por el hígado, apreciar su sabor después de muchas probadas y hasta disgustos. Por eso existe el término, Gusto adquirido. Algunos niños nacen amando todo tipo de comida, pero otros no. Lo más importante que quiero que te acuerdes es que ¡La alimentación SE APRENDE! No todos nosotros nacimos sabiendo a comer berenjena o el queso azul, al contrario aprendimos a desarrollar el gusto y sabor después de probarlo muchas veces en distintas maneras.

No te des por vencida a la primera. Los niños requieren de muchos intentos ya que todo es “nuevo” para ellos y su instinto natural es decir “NO”.  Esto no significa que no les gusta, simplemente es algo diferente ya que tienen que llegar a “confiar” en el alimento. Es importante que los niños exploren la comida. Déjalos que toquen, huelan y hasta jueguen con la comida si es necesario. Los adultos interpretamos las malas caras o las escupidas como signo de rechazo, pero para los niños puede ser su manera de aprender a familiarizarse con la comida. Ellos están aprendiendo a asimilar los sabores, texturas y olores. Tu mejor aporte es darle oportunidades para seguir probando diversas comidas varias veces.

¡Así que en este 2014, enséñales a tus hijos buenos hábitos alimenticios, siendo tú un buen ejemplo y sobre todo ten mucha paciencia!!

En este año nuevo, Nutrichicos te tiene nuevas recomendaciones.  Te estaremos brindando nuevas recetas y tips para meriendas saludables y también divertidas. Pero sobre todo responderemos todas tus dudas y preguntas acerca de la alimentación de tus pequeños

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.