Los 10 errores que cometen las Mamas en la alimentación de sus hijos: Tips para como prevenirlos

parenting with kids

Ser mama es trabajo de tiempo completo. Te aseguras que tus hijos hagan su tarea, que recojan su cuarto, que se coman sus vegetales y que siempre respondan por favor y gracias. Pero hasta las mejores mamas y papas a veces cometen errores, especialmente cuando se trata de la nutrición de sus hijos.  Como padre tratas de darle la mejor alimentación a tu hijo, pero a veces esto puede ser confuso e incluso frustrante.

A continuación encontraras los errores mas comunes que las Mamas cometen en la alimentación de los hijos y que hacer para evitarlos:

1. Tomar exceso de bebidas azucaradas 

De acuerdo a los estudios y la organización mundial de la salud (OMS), los niños que toman bebidas azucaradas tienen mas riesgo de ser obesos. Esto incluye bebidas como refrescos,  jugos que no sean 100% naturales, limonadas comercializadas azucaradas, tés dulces, bebidas deportivas azucaradas, etc. Promueve mejor el agua u otras bebidas no calóricas.

2. No ofrecer suficientes frutas y verduras:

Los niños deberían de consumir aproximadamente 5 porciones de frutas y vegetales al día.  Los puedes incluir en las merienda, desayuno, almuerzo y cena.  Acuérdate también que los niños requieren hasta 15 presentaciones de una comida hasta que la lleguen a aceptar.  Así que no te des por vencido si tu pequeño no le gusta el brócoli en la 3era introducción, sigue intentando en diferentes formas!

3.    No leer las etiquetas:

No te puedes llevar solo por el empaquetado y lo que promocionan las empresas de comida. Siempre tienes que leer la etiqueta para saber verdaderamente que nutrientes e ingredientes contiene el producto.  Te recomiendo que siempre te fijes 1) La porción por paquete 2). Calorías  3).Contenido total de azúcar/carbohidrato 4) Contenido de Fibra 5)Proteína y Grasas 6)Y por ultimo los ingredientes.

4.    Pensar que “bajo en grasa” o “sugar free” siempre es mejor:

Muchos alimentos que se promocionan como libres de azúcar o “sugar free” pueden tener mas calorías totales en comparación a el producto regular. Usualmente añaden grasa para mejorar el sabor del producto y contrarrestar la falta de azúcar.  De igual manera sucede con los productos “bajo en grasa”: Suben la cantidad de azúcar para darle un mejor sabor y a su vez incrementan el nivel calórico. Una mejor alternativa puede ser comprar el producto regular pero limitar la porción.

5.    Meriendas no tan saludables

Solo porque el empaque dice “100 calorías” no significa que es una merienda saludable.  Las meriendas tienen una función muy importante para proveer los nutrientes que los niños necesitan.  Opta por meriendas que aporten nutrientes como fibra y proteína para que los satisfacen. Escoge entre yogurt descremado, verduras con dip, galletas integrales con queso descremado o una fruta acompañado de almendras/semillas para una merienda completa y balanceada.

6.    Cocinar solo lo que tus hijos ordenen

La regla a seguir es la siguiente: “Tu decides que se come y la hora que se come, y ellos deciden si lo comen o no”.  Si tu hijo/a es quisquilloso para la comida, no entres en el ciclo vicioso de solo preparar lo que ellos quieran.  No te olvides que tu eres el adulto y responsable por las decisiones de la casa. Dales libertad siempre y cuando exista un balance y limites. Por ejemplo, deja que escojan entre zanahorias o brócoli para la cena y no que escojan todo lo que ellos quieran. Los limites son saludables.

7.    Eliminar los carbohidratos

Los carbohidratos han obtenido mala fama, pero eso no significa que no son importantes en nuestras vidas. Al contrario, los carbohidratos son un alimento esencial para el funcionamiento cognitivo de tus hijos.  Aportan energía, vitaminas B12, hierro, y son altos en fibra.  Opta por carbohidratos de granos enteros como pan integral, arroz y pastas integrales.

8.    Utilizar la comida como recompensa

“Si te comes todos tus vegetales, puedes jugar con el playstation”  Esto es algo que haz escuchado a menudo. Utilizar la comida como premio o castigo puede traer consecuencias negativas. Primero interfiere con la habilidad innata de los niños en regular la comida. Segundo, enseña a los niños que “los dulces” son algo bueno y las “verduras” son algo que no les debe gustar ya que es son puestas como castigo.  La comida es comida; es necesaria para el desarrollo y crecimiento.  No es una recompensa ni un castigo.  Así que no debería estar asociada a el buen o mal comportamiento de tu hijo.

9.    Falta de horarios para las comidas y meriendas

Los horarios de las comidas y meriendas son una de las cosas mas importantes que yo recomiendo a todas las familias.  Los horarios ayudan a establecer estructura en los niños y aprenden a establecer buenos hábitos alimenticios.  Idealmente los niños necesitan 6 comidas pequeñas al día (3 comidas y 2-3 meriendas al día).  Las comidas estructuradas también ayudan a regular el apetito de tu pequeño.

10. Comer diferente a tus hijos

Tu eres el ejemplo de tus hijos.  Si tu odias la coliflor es muy probable que no la prepares y por lo tanto tu hijo tampoco le guste.  Los hábitos alimenticios se aprenden por sus padres y los niños tienen a comer igual que ellos. Demuéstrales a tus hijos que tu también comes saludable.

 

Este articulo fue inspirado por el articulo de Julie Revelant. Para mas información has click: www.foxnews.com/health/2013/09/29/14-food-mistakes-moms-make

 

0 replies
  1. Fabi Maravilla
    Fabi Maravilla says:

    Muy bueno! Eso de comer distinto es toda una trampa. Es muy fácil caer en el error de hacer comida especial para los niños, y entonces nunca aprenden a comer de manera saludable.

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.