Entradas

Papitas Horneadas de Camote

A quien no le gustan unas papitas fritas y doraditas? Si, son difíciles de resistir y posiblemente sean una comida que a tus hijos les encantan. Pero definitivamente, las papas fritas no son la mejor opción en cuanto a la salud de tus pequeños a raíz de su alto contenido de grasas, calorías y poca nutrición.  Te presento una mejor alternativa: las papitas de camote horneadas! El camote es un tubérculo que contiene vitamina C, E, A y puede ayudar con el sistema inmune. La vitamina A Y E son antioxidantes y se encargan de proteger el cuerpo de radicales libres. También ayudan a regenerar la piel y proteger los ojos. El camote contiene casi cuatro veces más la cantidad de vitamina A, que el valor diario recomendado.  Además, una batata mediana aporta menos calorías y más cantidad de fibra a comparación de una papa regular.

Para ver más acerca de los beneficios del camote, revisa el artículo que contribuí en Univisión:  http://vidayfamilia.univision.com/slideshow/121744/2015-04-30/asi-se-vive-mejor/comida-recetas/propiedades-camote-dieta-saludable-receta

sweet potato

Ingredientes:

-2-3 camotes grandes

-aceite de oliva (3 cucharadas)

-sal

-ajo en polvo

-paprika

-pimienta cayenasweet potato fires 2

Direcciones:

Prende el horno en 400 grados. Corta los camotes en pedazos finitos.  Pon las papitas cortadas en un recipiente hondo y mezcla todos los ingredientes, untando bien el aceite de oliva con todas las especies.  Usa una rejilla para hornear o un recipiente que permita ventilación para que se tuesten mejor las papitas.  Sepáralas bien y no las pongas unas sobre las otras para que se hornear de maneras iguales.   Tiempo de duración: 20min.

Disfrútalas con un poco de salsa de tomate con chipotle para añadir más picante!

Comer en Familia = Menos Riesgo de Sobrepeso en Niños

comer en familia

Comer en familia va mas allá que convivir con nuestros seres queridos y enterarnos de los chismes. Nuevos estudios indican que los niños y adolescentes que comen en familia al menos 2-3 veces por semana tienen menor riesgo a estar de sobrepeso. Comer en familia tiene muchos beneficios sociales, ahora sabemos que también existen beneficios de salud en nuestros pequeños.

Sabemos que los niños que comen en familia:

  • Tienen menor riesgo a estar de sobrepeso
  • Ingieren mas frutas y verduras
  • Tienen mejor salud social
  • Mejora la comunicación entre padres e hijos

La obesidad en uno de los problemas de salud más prominentes. Uno de cada 3 niños y adolescentes están de sobrepeso de acuerdo a las estadísticas del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Los niños hispanos sufren desproporcionadamente de problemas de sobrepeso u otros problemas relacionados a la obesidad en comparación a otros grupos étnicos. Sabias que los niños Hispanos tienden a ser más inactivos, ver más televisión y consumir más bebidas azucaradas en comparación de otros niños de otros grupos étnicos?

No es solo lo que comes sino como comes. Este nuevo estudio publicado en el diario de Pediatrics en Octubre 2014, observo los hábitos de alimentación de 120 familias y grabo las sesiones en video. Lo que encontraron fue sorprendente! Donde comemos, con quien comemos y las actitudes en la mesa afectan  el peso de nuestros hijos. Este estudio encontró que los niños que comen en otros cuartos y no en la mesa de cocina tienen más riesgo a estas de sobrepeso. También, encontró que las familias que tenían comidas positivas y tranquilas tenían menos riesgo a tener niños con sobrepeso. Y por último, los hijos que comían con los dos padres, tenían menos índices de sobrepeso.  Lo cual indica que la presencia del Padre y la Madre es muy importante al bienestar familiar.  Los padres se tienen que fijar no solo en la alimentación de los hijos, también es importante tomar en cuenta los alrededores, la actitud en la mesa familiar y los familiares presentes. Entre más tranquilas y positivas son las comidas, mejores beneficios a toda la familia

 

Que podemos hacer:

  • Usa el tiempo en familia para platicar del día y convivir con tus hijos. Aprovecha este momento y crea un ambiente positivo y calmado. En la mesa se aprende no solo de la alimentación, sino tambien aprendemos de la vida.
  • Apaga la televisión y prohíbe los celulares en la mesa. Crea comidas libres de tecnología para poder convivir con tus hijos.
  • Come en la mesa familiar y no enfrente a la televisión o en la sala.
  • En vez de comer en restaurant de comida rápida, pide “take out” y llévalo a la casa para aprovechar este tiempo en familiaamerica teve
  • Modela buenos hábitos alimenticios a tus hijos.

 

No te pierdas mi entrevista con America Teve acerca de la importancia de comer en familia. Para ver el link completo, haz clic aquí:

https://m.youtube.com/watch?v=nt_wEceFNes

 

 

 

Como armar una ensalada saludable en 7 pasos

A veces comer ensalada puede parecer algo rutinario y monótono. Pero si sigues estos 7 pasos, comer ensaladas no será lo mismo. Una ensalada bien hecha te aporta todos los nutrientes necesarios. Incluye fibra, proteína, grasas no saturadas y carbohidrato complejo lo cual te mantendrá alerto y satisfecho todo el día. Incorpora las ensaladas en las comidas de tus pequeños y te aseguro que les gustarán!

1. Escoge tu base de lechuga (entre más verde su color mejor) espinaca, rucula, o mezcla de lechugas.

2. Escoge tus vegetales verdes (pepino, brocoli, pimiento verde, aguacate, cebollin).

3. Dale color- añade colores vivos como la zanahoria, tomate cereza, remolacha, e inclusive frutas como fresa, arándanos, uvas etc.

4. Incorpora algo crujiente- semillas, manzanas, nueces, apio, maíz.

5. Añade ingredientes extra nutritivos como semillas chia, hierbas frescas, soja, o tofu.

6. Elige la proteína- pescado, camarón, pollo, o frijoles/garbanzos.

7. Finalmente añade el aderezo- de preferencia usa aceites con grasas no saturadas como oliva/canola/aceite de girasol. Los puedes mezclar con vinagres: balsámico, vinagre de frambuesa o vinagre de vino tinto.

Provecho!
(Foto por recipiehab.com)

IMG_5548.JPG

15 introducciones de un nuevo alimento para el éxito!

pediatrics.about.com/od/nutrition/tp/0708_best_foods.htm

pediatrics.about.com/od/nutrition/tp/0708_best_foods.htm

En este año nuevo, hacemos resoluciones de año para mejorar nuestros hábitos alimenticios. Que mejor oportunidad que el año nuevo para enseñar a tu hijo buenos hábitos de alimentación y mejorar la nutrición en casa.

Una de las preguntas más frecuentes que recibo son: ¿Como hago para que mi hijo acepte nuevos alimentos? ¿Como le hago para que mi hijo coma vegetales? 

15 es el número mágico.  Los estudios de desarrollo en niños indican que se necesitan de 10-15 introducciones de comida hasta que se llegue a aceptar. No es 1 o 2 veces las que vas a presentar la coliflor, pero 15 veces en distintas maneras.  Para los niños, la mayoría de los alimentos van a ser nuevos y diferentes. Puede ser que la coliflor cruda no les guste pero una sopa de coliflor les sepa diferente.

Los hábitos de comida se aprenden, dicho esto, ustedes, los padres son la fuente más importante de enseñarles el mundo de la alimentación.

Ciertos niños nacen amando el hígado, por decir un ejemplo, pero para la mayoría de los niños e inclusive adultos, tuvimos que aprender a desarrollar el gusto por el hígado, apreciar su sabor después de muchas probadas y hasta disgustos. Por eso existe el término, Gusto adquirido. Algunos niños nacen amando todo tipo de comida, pero otros no. Lo más importante que quiero que te acuerdes es que ¡La alimentación SE APRENDE! No todos nosotros nacimos sabiendo a comer berenjena o el queso azul, al contrario aprendimos a desarrollar el gusto y sabor después de probarlo muchas veces en distintas maneras.

No te des por vencida a la primera. Los niños requieren de muchos intentos ya que todo es “nuevo” para ellos y su instinto natural es decir “NO”.  Esto no significa que no les gusta, simplemente es algo diferente ya que tienen que llegar a “confiar” en el alimento. Es importante que los niños exploren la comida. Déjalos que toquen, huelan y hasta jueguen con la comida si es necesario. Los adultos interpretamos las malas caras o las escupidas como signo de rechazo, pero para los niños puede ser su manera de aprender a familiarizarse con la comida. Ellos están aprendiendo a asimilar los sabores, texturas y olores. Tu mejor aporte es darle oportunidades para seguir probando diversas comidas varias veces.

¡Así que en este 2014, enséñales a tus hijos buenos hábitos alimenticios, siendo tú un buen ejemplo y sobre todo ten mucha paciencia!!

En este año nuevo, Nutrichicos te tiene nuevas recomendaciones.  Te estaremos brindando nuevas recetas y tips para meriendas saludables y también divertidas. Pero sobre todo responderemos todas tus dudas y preguntas acerca de la alimentación de tus pequeños

Meriendas para tus hijos que te sacan de apuros

20130904-102044.jpg

Cuando andes en apuros y no tengas tiempo de preparar una merienda a tu pequeño, estas meriendas/refrigerios te pueden salvar la vida!

Los encontré la semana pasada en el supermercado, Publix en Miami, Florida. Existen en diferentes variedades: zanahoria con apio y queso; manzana con uva y queso; manzana con pretzel. Unas vienen acompañadas de un dip para las zanahorias y otro para las manzanas. Yo los probé la semana pasada y me parecieron excelentes!

20130904-102104.jpg

Contienen entre 180-200 calorías, 2-3g de fibra y los que contienen queso entre 6-8g de proteína.  Si debo añadir que el queso ni los dips son bajos en grasa. Idealmente te recomendaría un queso descremado y dips con menos grasas saturadas, pero me parece que dentro de todo tienen mas cosas positivas que negativas. Especialmente, si batallas para que tu hijo coma frutas y verduras, estas meriendas pueden ofrecer una manera interactiva de introducir frutas y verduras porque vienen acompañados de diferentes dips. Acuérdate que la clave para que los niños acepten cualquier alimento es que disfruten la experiencia. Los dips son una excelente estrategia para hacer las frutas/verduras divertidas ya que permite que tu hijo explore con diversos sabores y texturas. Puedes comenzar con estas meriendas rápidas y gradualmente hacer la transición a prepararlas en casa eligiendo las frutas y verduras que tu y tu pequeño prefieran.

Prepáralas con diferentes salas y dips como humus(dip de garbanzo), dips de yogurt con hierbas naturales, aderezos con aceite de oliva o reducidos en grasa, dips de aguacate o de mantequilla de cacahuate/maní. Acompáñalas por ultimo con alguna proteina como queso descremado o nueces para una merienda 100% nutritiva.

20130904-102126.jpg